• Tráfico endurece el cuestionario teórico para el carné de conducir

    Los test saldrán de un banco de 15.500 preguntas, veinte veces más que ahora

    El examen teórico, primer paso para sacarse el carné de conducir, se había convertido en una maría, un trámite que la mayoría de los alumnos superaban sin problemas memorizando los test que ponían a su disposición las autoescuelas. Hasta ahora. La DGT ha preparado un banco con 15.500 preguntas de las que extraerá los test para hacer la prueba teórica. Es un número veinte veces superior al que solía utilizar (unas 800) y supone una notable complicación para los aspirantes a obtener el permiso, que tendrán que estrujarse las neuronas. El temario sigue siendo el mismo, pero la posibilidad de que toque un examen repetido -ya visto durante las prácticas- es prácticamente inexistente.

    El procedimiento para sacar cada cuestionario es aleatorio (las preguntas cambian constantemente y la modificación puede ser de contenido o de orden). La DGT ha extendido este sistema incluso a las jefaturas que todavía no están informatizadas, las cuales reciben los test de examen instantes antes de iniciarse la prueba.

    José Miguel Báez (Presidente de CNAE)

    La medida ha sido bien acogida por la patronal de las autoescuelas, a las que la crisis económica está restando clientes. «Felicitamos a la DGT por la puesta en marcha de este modo de hacer la prueba teórica porque eso obligará a los alumnos a volver a las aulas para aprender seguridad vial y se acabará la sustitución de las clases por los test, porque los aspirantes ya no podrán memorizar las respuestas», explica José Miguel Báez, el presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas. No solo eso, «dejaremos de ver las publicidades de “aprueba en 24 horas”», añade Báez.

    Los usuarios no están tan contentos, lógicamente. Este nuevo escollo se suma a la última modificación del examen teórico en el Reglamento de Conductores, realizada hace cuatro años y que establece más de una respuesta correcta a cada pregunta, además de elevar el porcentaje de fallos permitidos para aprobar la prueba.

    Así, las respuestas válidas a las preguntas planteadas en los exámenes teóricos pueden ser varias -entre una y cuatro- y no sólo una. Asimismo, para ser declarado apto el número de errores permitidos no debe ser superior al 20 % del total de preguntas formuladas, de acuerdo con lo dispuesto por Tráfico.

    Si una pregunta tiene tres respuestas correctas pero el examinado solamente marca dos, la pregunta completa contará como un error. En el test con 30 preguntas para obtener el permiso B de turismos sólo se permiten seis errores; antes eran tres, pero la posibilidad de fallar era menor, al haber solo una respuesta correcta.

    Permiso de moto

    Estas modificaciones, ya aprobadas por el Consejo de Ministros, también afectaron a la obtención del carné de moto, con el fin -según el argumento de Tráfico- de invertir la tendencia al alza del número de fallecidos y heridos graves entre conductores de ciclomotores y motocicletas.

    Por otra parte, antes de finales de noviembre habrá 27 puntos de examen en los que ya se puede hacer la prueba teórica por ordenador, y la DGT espera completar la informatización de los más de sesenta que hay actualmente en España antes de que concluya el 2013.

    Noticia de La Voz de Galicia